Qué es el linkbuilding

Jose Cabello

El linkbuilding es un término que designa una actividad relativamente reciente en el mundo de Internet pero que representa una de las estrategias SEO más importantes de cara a mejorar el posicionamiento de una web en los buscadores y, de esta forma, aumentar su número de visitantes.

Linkbuilding, o en español ‘construcción de enlaces’, hace referencia al conjunto de técnicas SEO empleadas para armar un sistema de backlinks o enlaces en páginas web externas que ‘apuntan’ o enlazan a nuestro propio sitio online.

¿Para qué sirve esto? Pues muy sencillo y a la vez muy complejo: para que Google y el resto de buscadores sitúen nuestra página web en los primeros puestos de sus listas de resultados.

Y es que uno de los principales criterios que utilizan los motores de búsqueda para determinar si una página web es relevante es su número de backlinks: cuantos más enlaces dirijan hacia nuestra página web, más importante le parecerá a Google y más arriba nos situará en sus listas de resultados.

Ojo, porque antes únicamente se tenía en cuenta el número de enlaces, cosa que hoy en día ya no es así, ya que también se tienen en cuenta la calidad de esos enlaces.

La calidad viene definida por la importancia que tenga la página que nos enlaza. Por ponerte un ejemplo sencillo y directo, no vale igual un enlace desde elmundo.es que desde el blog de un amigo tuyo. Es tarea del profesional SEO el lograr enlaces desde los lugares mejor valorados de la red.

Y es ahí donde entra en juego el linkbuilding, con el fin de construir todo este entramado de enlaces procedentes de blogs, directorios y otras páginas web que aumenten la relevancia de nuestro propio sitio.

De modo general, existen varias técnicas de linkbuilding que contribuyen a este objetivo. De forma general y sin entrar en demasiados detalles, mencionaremos las principales. Una de ellas es el alta en directorios relevantes, ya sean generales o temáticos. También se suele optar por la generación de enlaces en foros y blogs. Enlaces en marcadores sociales como DiggDel.icio.us. Generación de enlaces desde portales dedicados a vídeos y muy visitados como Youtube también es una excelente opción.

Otra más, pero cada vez menos usada es el intercambio de backlinks, basado en acuerdos con otras páginas web, siempre teniendo en cuenta que los enlaces sean entre webs de temáticas similares, ya que si bien hace tiempo esto no era tenido en cuenta, hoy en día Google si que lo valora.

Y otra técnica con efectos positivos es el link baiting, una de las más complicadas de llevar a cabo, pues consiste en generar el mayor número de enlaces en un periodo corto de tiempo, algo que sólo se consigue con artículos sorprendentes o con una gran viralidad. Las redes sociales son grandes aliadas de esta última técnica.

Conviene dejar claro que el linkbuilding es una actividad muy compleja, que requiere de un análisis previo de la propia página web, sus necesidades y la situación de su sector. Posteriormente precisa de un seguimiento exhaustivo para analizar qué efectos se están obteniendo, con el fin de perfeccionar las estrategias.

Es sin duda una carrera de fondo que requiere paciencia, pero cuando comienza a dar sus frutos, sus resultados son incluso más efectivos y económicos que las campañas publicitarias de Google Adwords.

1 Comentario Leave new

SEO social: así es el nuevo posicionamiento tras Google Plus
11 enero, 2013 17:10

[…] se sabe que hecha la ley, hecha la trampa. El gran desarrollo y complejidad que alcanzó el linkbuilding nunca le gustó demasiado a […]

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Comprobación anti SPAM *
Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.